martes, 14 de marzo de 2017

AL GLORIOSO PATRIARCA SAN JOSÉ



                                      AL GLORIOSO PATRIARCA SAN JOSÉ

                                     
                                     
                                       El Ser Supremo quería,
                                       buscar en la Tierra un hombre,
                                       para su madre María,
                                       cuando se quiso encarnar.
                                     
                                       Tenía que ser hombre bueno,
                                       el mejor de los mejores,
                                       para su muy santa madre,
                                       que virgen siempre lo fue.

                                       Y es que su madre querida,
                                       no lo podía ser soltera,
                                       por eso necesitaba,
                                       además de ser casada,
                                       mantenerse virginal.

                                       Buscó entre muchos varones,
                                       de aquella Tierra Sagrada,
                                       al que pudiera aceptar,
                                       este honor tan principal.

                                       Buscó en todos los rincones,
                                       Cuál de ellos podría ser,
                                       y al final fue un carpintero,
                                       que se llamaba José.

                                      ¡ Qué bueno sería éste,
                                        cuando por Dios fue elegido,
                                        para que fuera su padre,
                                        en este mundo perdido!

                                     ¿Podrá Dios negarle algo,
                                      al  glorioso san José?
                                      Ya santa Teresa dice,
                                       en el Libro de su Vida,
                                       no recordar una cosa,
                                       que pedida a san José,
                                       no le fuera concedida.

                                       Y que si alguien no lo cree,
                                       que haga la prueba y  le pida,
                                       pero eso sí: que sea lo que sea que pida,
                                       ha de pedirlo con fe.

                                       Y yo también  lo confirmo,
                                      pues Dios no le niega nada,
                                      a quien su padre aquí fue.

                                      Y es por eso que de todos los del cielo 
                                      el santo más poderoso,
                                      es el humilde y honrado,
                                      carpintero san José.
                         

       
                                            
                                  
                  
  





lunes, 6 de febrero de 2017

CARTA AL Excmo Sr. PRESIDENTE DE LA JUNTA DE EXTREMADURA



Juan Casas Carbajo                                                                                 
Profesor  Dr. De Filosofía  emérito                                                      
Santa Mª. de la Cabeza 16, 5º A  
11007- Cádiz                                          
Teléfono: 649269376
e-mail: juancasascarbajo@gmail.com.                                                  Excmo.Sr. D. Guillermo F.Vara                                                                                          Presidente de la Junta de Extremadura                                                                                                         
                                                                                         Mérida.
                                                            

                                 Cádiz  a  dos de  febrero de 2017                                          

              
            Excmo. Sr.  Soy uno de los muchos extremeños que en los años sesenta del pasado siglo fuimos destinados como maestros a Andalucía, y en especial, a la provincia de Cádiz. Aquí me casé y aquí me afinqué, aunque en ningún momento he perdido el contacto con mi amada tierra extremeña ni con mi querido pueblo Ceclavín, aunque no nací en él, sino en el cercano Acehuche, pero en el primero me crié y pasé toda mi niñez y juventud, hasta que tuve que salir de él por motivos de trabajo. Tengo con orgullo el carnet en el que se me aplican los derechos reconocidos en la Ley de Extremeñidad, expedido en Mérida en 1995
             Sé, porque le he escuchado varias veces al tenerla grabada, en la entrevista que le hicieron hace pocos días en Onda Cero (también escuché la realizada en la misma emisora a su hijo) y por amigos comunes que es usted una persona sincera, amante del diálogo y de la justicia. Dice mucho en su favor que tenga presente y aplique el consejo que sobre los adversarios políticos le dio D. Alfonso Guerra; así como el que aprendió de D. Ramón Rubial. Esto no lo digo por halagarle ni por ganar su simpatía, sino por ser el motivo por el que me atrevo a dirigirle esta carta.   
            Sr. Presidente, Ceclavín contaba cuando yo era niño con cerca de ocho mil habitantes; hoy pasa poco de los dos mil, si es que llega a esa cifra. La causa de este descenso no es otra que la emigración en busca de trabajo a regiones más ricas de España como Cataluña y El País Vasco e incluso a países como Alemania, Suiza o Francia. Los jóvenes de Ceclavín, Sr. Presidente necesitan trabajo, para que no les quede otro remedio que seguir emigrando y que el pueblo se vaya despoblando cada día más. En Ceclavín, la gente es trabajadora y creativa; una buena muestra son los alfareros y orives, así se llamaban en mi juventud los que trabajan el oro y la plata. Sin olvidar a los que se dedican a la construcción y a las labores del campo o a la cría de ganado. Pero Ceclavín está ahora pasando por una mala racha, y no por culpa de la crisis, que también, sino a causa de unas normas urbanísticas a las que llaman subsidiarias, lo que ya de entrada resulta sospechoso, porque ¿a quién subsidian unas normas que tienen paralizado a más de medio pueblo? ¿ a quienes las pusieron?. Para que se haga una idea, le voy a citar tres ejemplos reales: Hace muy pocos años a una familia del pueblo, el Ayuntamiento le impuso una multa de 6.000 € por haber levantado una pared en un corral que estaba dentro de su casa; el año pasado una persona no pudo montar un negocio porque no le autorizaron el cambio de titularidad; en la calle Álamos se puede construir en una acera, pero no en la de enfrente y, para no cansarle más, hay una cantera que no puede funcionar y que de hacerlo proporcionaría muchos puestos de trabajo
            ¿ A qué se debe esto? paso a explicárselo Sr. Presidente
            Las citadas normas subsidiarias, establecen unas Unidades de Ejecución (U.E.) que abarcan más de medio pueblo y lo grave es que el veintisiete de marzo de 2015, el Pleno del Ayuntamiento aprobó por mayoría absoluta un nuevo Plan de Urbanismo, bueno mejor dicho un Plan, porque las normas no lo eran, que facilita la creación de puestos de trabajo en el pueblo.  Pero para que sea efectivo este  Plan  la Junta debe darle su aprobación. ¿Por qué no lo ha hecho aún Sr. Presidente?
            Se lo voy a explicar:
El 16 de septiembre de 2015, en contestación a una pregunta mía, recibo el siguiente correo de una persona conocedora del caso, concretamente el Arquitecto que lo ha diseñado.
“ Buenas tardes Juan:
A finales de junio la Dirección General de Urbanismo se dirigió al Ayuntamiento de Ceclavín, pidiendo le enviasen los informes de la Confederación Hidrográfica del Tajo, del Servicio de Patrimonio de Hacienda, y de la Dirección  General de Patrimonio Cultural, así como el Resultado de la tramitación ambiental.
A mediados de septiembre, han vuelto a requerir al Ayuntamiento para que complete el expediente administrativo con la notificación  a los interesados, de la resolución adoptada para cada una de las alegaciones presentadas.
La adjudicación del contrato del Plan se realizó por un importe de 24.900€ +I.V.A.
 Las subvenciones que se han perdido son entre otras:
-Subvención para el cerramiento de la Dehesa Boyal por incumplimiento del plazo de ejecución
-Subvención del 100% del importe de ejecución de un nuevo Bujío también por incumplimiento de plazo.
- Se ha perdido la subvención que se concedió para los bujíos por no haberse cumplido los plazos estipulados , pero los proyectos hay que pagarlos, así mismo se ha perdido la totalidad de la  Subvención concedida para el cerramiento de la dehesa por el mismo motivo. Juan Miguel (se refiere a un concejal)  te puede añadir alguna más de cursos y ayudas.
Un saludo”
El 11/9/2015 recibo la contestación que desde la Junta le dan a D. Alfredo González Corbacho que es otra persona perjudicada y  que preguntó en qué situación estaba el asunto. Y esta fue la contestación:
  Buenos días:
En relación con su consulta sobre el estado de tramitación del Plan General Municipal de Ceclavín, realizada a través de la página web sitex.gobex.es, le comunico que dicho Plan General no está vigente aún.

El documento fue remitido a esta Dirección General de Urbanismo y Ordenación del Territorio el pasado 26 de junio de 2015 para que sea aprobado definitivamente por la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio, dependiente de esta Consejería.
Una vez analizado el expediente remitido por el Ayuntamiento se detectó la falta de documentación, realizándose una solicitud de subsanación al Ayuntamiento el día 29 de junio de 2015, sin que hasta la fecha se haya recibido dicha documentación.
Por tanto, el Plan General Municipal  no será estudiado por la mencionada Comisión de Urbanismo hasta que el Ayuntamiento no aporte la documentación solicitada.
Reciba un cordial saludo”.
            Sr. Presidente, está claro que la Junta no es culpable de que dicho Plan no esté ya en el D.O.E. y, por lo tanto sea efectivo y acabe con esta situación que tiene paralizado a más de medio pueblo. Sin embargo el Ayuntamiento sostiene que ha enviado a la Junta la documentación solicitada. De la contestación de ésta a D. Alfredo y de la información proporcionada por el Arquitecto, que como puede ver coinciden, está claro que el Ayuntamiento no dice la verdad. No dudo, en absoluto de la Alcaldesa, pero está claro que debe existir alguna mano negra que está paralizando la aprobación del Plan y, por ende, perjudicando al pueblo.
            Yo le ruego Sr. Presidente como perjudicado de forma personal y como paisano del pueblo que tome cartas en el asunto para que de una vez se acabe con esta situación calamitosa. Cosa que espero de su buen hacer y proceder. Respetuosamente y agradecido de antemano le saluda cordialmente.




 Fdo.: Juan Casas Carbajo
D.N.I.: 06.818.753 N
presidente@juntaex.es   http://www.gobex.es/web/presidente-guillermo



 








domingo, 6 de noviembre de 2016

EL NO Y EL SÍ

                                                     EL NO Y EL SÍ.


 Vaya por delante que este artículo no tiene intencionalidad política de ningún color, es fruto del razonamiento y de una actitud y talante democráticos.

Frente al No es No de algunos yo propongo y defiendo el Sí es SÍ:

Sí es sí a la democracia.
Sí es sí a la alternancia en el poder de forma pacífica.
Si es sí a la igualdad entre los españoles. (el término españoles comprende a mujeres y hombres).
Sí es sí a la solidaridad entre todas las Comunidades Autónomas.
Sí es sí a la convivencia en paz.
Sí es sí al consenso.
Sí es sí al respeto a la ley.
Sí es sí a la división de poderes (legislativo, ejecutivo y judicial)
Sí es sí al derecho a la libertad de expresión.
Sí es sí al respeto a la opinión de los demás y a su derecho a defenderla.
Sí es sí a la libertad religiosa.
Sí es sí a la creación de empleo.
Sí es sí a un gran pacto de la Educación.
Sí es sí al derecho de los padres a elegir el Centro Educativo de sus hijos (hijos, quiere decir hijos e hijas y padres, madres y padres)
Sí es sí al derecho a una sanidad pública de calidad
Sí es sí a la libertad de elección de médico.
Sí es sí a la lucha contra la corrupción.
Sí es sí a la lucha contra el terrorismo sea cual ses su origen.
Sí es sí a la defensa de las victimas del mismo.
Sí es sí a la existencia de partidos políticos de distinto signo.
Sí es sí a que se consideren como adversarios no como enemigos.
Sí es sí a que defiendan sus posturas desde la No Violencia y la Paz.
Sí es sí al respeto al resultado de las urnas.
Sí es sí a la unidad secular de España.


Seguro que los lectores encontrarán más síes y quizás noes, pero éstos deben ser producto del razonamiento, no del empecinamiento.

martes, 1 de noviembre de 2016

LA MUERTE Y LA RESURRECCIÓN

                                             LA MUERTE Y LA RESURRECCIÓN

 
 
Hoy es el día de todos los Santos, aquellos que lo fueron aunque no estén en el santoral y mañana recordamos a todos nuestros difuntos. Por eso me parece oportuno hablar de la muerte, en primer lugar porque es lo único que tenemos seguro cuando venimos a este mundo. Cuando nacemos tenemos ante nosotros un abanico de posibilidades: podemos tener o no buena salud, permanecer solteros o casarnos, ejercer una profesión u otra y muchas cosas más y que tenemos que morir algún día. Pero todas ellas pueden o no pueden ocurrir, son contingentes, solamente la última es necesaria. No sabemos, afortunadamente ni el día ni la hora en que ocurrirá, pero sí sabemos que más tarde o más temprano llegará. Por eso como decía Heidegger no la podemos considerar como una amenaza, sino como algo propio de la vida que limita los días de nuestra existencia en este planeta. Pero ¿morimos en realidad, o es solamente un cambio de situación?
La doctora Kübler Roos en su libro La muerte un amanecer, dijo que la muerte no existe sino que es el paso de una situación a otra y basaba esta afirmación en la experiencia que durante cuarenta años mantuvo con moribundos y en las Experiencias Cercanas a la Muerte (E.C.M.) que muchos de sus pacientes le contaron. En el capítulo V de mi libro Vivimos y soñamos pero no morimos, hablo de este tema ampliamente. Hoy quiero hablar de algo que en distintas ocasiones me han preguntado algunos amigos.
Un compañero de profesión, me preguntó un día que no entendía lo de que Jesucristo descendió a los infiernos. Esta misma pregunta me la hizo tiempo después una amiga de la infancia. A ambos les contesté lo que dice el catecismo de la Iglesia Católica referente a los infiernos. Para los hebreos los infiernos eran y es el lugar de los muertos y lo llamaban sheol o hades. Si una persona no bajaba al hades, no se le consideraba muerta y esto se hacía a los tres días del fallecimiento. Por eso los apóstoles lo incluyeron en el Credo. Luego los infiernos que se mencionan en él no es el infierno que entendemos nosotros, sino el lugar de los muertos y con esto quedaba demostrado que de verdad Jesús murió en la cruz. Y ahora pienso yo que lo de resucitar al tercer día es porque antes no se podía considerar muerta a una persona y si no está muerta no puede resucitar. Pero, sigo pensando por mi cuenta, Jesucristo resucitó no al tercer día, sino en el mismo momento de morir, pero no se podía manifestar antes de esos días, porque la gente de la época diría que no había muerto. Las personas que han tenido una E.C.M., cuentan que de pronto se vieron fuera de sus cuerpos. Por eso Jesús le dijo a Marta que Él que creyera en Él aunque muriese jamás moriría porque Él lo resucitaría en el último día y para mí, el último día no es al final de los tiempos, sino el día que el cuerpo muere. Sé que esto le puede extrañar a muchas personas, pero es que la Biblia no hay que interpretarla de forma literal, sino alegórica, tal como indicaron Filón de Alejandría y San Ambrosio de Milán, cuyos sermones convirtieron al cristianismo a san Agustín. Por todo esto, cuando vayamos al cementerio a visitar las tumbas de nuestros familiares tenemos que pensar que, desde donde estén, verán y les gustarán las flores que dejemos en sus tumbas.

miércoles, 26 de octubre de 2016

EL PAPA Y LA INCINERACIÓN



                                        EL PAPA Y LA INCINERACIÓN




Vaya por delante que soy católico, apostólico romano y no sólo de nombre, sino practicante, pero no estoy de acuerdo con lo que el Papa Francisco acaba de ordenar en lo que se refiere a la cremación de los cadáveres humanos. Pienso que hay problemas más importantes y de enjundia en la Iglesia de hoy que éste de la cremación que, por otra parte, es una práctica cada vez más extendida. Si la información que yo he leído y escuchado es veraz, lo que ha dicho el Papa es lo siguiente:
  La iglesia solamente permite desde ahora la incineración siempre que las cenizas sean puestas en un panteón de un cementerio católico, prohibiendo cualquier rito religioso si las cenizas no se depositan así. Es decir si el cadáver de una persona es incinerado y la familia dispersa las cenizas en el mar, en algún campo o en algún lugar al que el difunto le tenía cariño por la causa que fuera, la Iglesia le niega un funeral. Igualmente ocurre si las cenizas las guarda la familia en la casa o las transforma en una joya para conservarla y tener siempre presente al familiar difunto. La verdad no entiendo esta decisión. Parece  que, según he oído esta mañana en la radio, el argumento esgrimido es que la incineración hace imposible la resurrección de los muertos.
En primer lugar, pienso que los muertos resucitan en el mismo momento de producirse la muerte y me baso en lo que han contado las personas que han tenido una Experiencia Cercana a la Muerte (E.C.M.). Por otra parte esta práctica se ha venido haciendo desde hace años y cada vez con más  frecuencia, práctica que los papas anteriores la han permitido sin poner ninguna traba. Papas de la categoría de san Juan Pablo II y de Benedicto XVI, por no remontarme más atrás. Pero es que hay más, san Pablo habla de cómo resucitan los muertos en el capítulo 15 de la primera carta a los Corintios, del  que reproduzco algunos fragmentos, por no hacer excesivamente extenso este artículo, pero que cualquier persona lo puede leer entero en su biblia:

  Tal vez alguno preguntará: «¿Cómo resucitarán los muertos? ¿Qué clase de cuerpo tendrán?» 36 ¡Vaya pregunta tonta! Cuando se siembra, la semilla tiene que morir para que tome vida la planta. 37 Lo que se siembra no es la planta que ha de brotar, sino el simple grano, sea de trigo o de otra cosa. 38 Después Dios le da la forma que él quiere, y a cada semilla le da el cuerpo que le corresponde. 39 No todos los cuerpos son iguales; uno es el cuerpo del hombre, otro el de los animales, otro el de las aves y otro el de los peces. 40 Del mismo modo, hay cuerpos celestes y cuerpos terrestres(…)  Lo mismo pasa con la resurrección de los muertos. Lo que se entierra es corruptible; lo que resucita es incorruptible. 43 Lo que se entierra es despreciable; lo que resucita es glorioso. Lo que se entierra es débil; lo que resucita es fuerte. 44 Lo que se entierra es un cuerpo material; lo que resucita es un cuerpo espiritual. Si hay cuerpo material, también hay cuerpo espiritual. (…) Quiero deciros, hermanos, que lo puramente material no puede tener parte en el reino de Dios, y que lo corruptible no puede tener parte en lo incorruptible.
51 Pero quiero que conozcáis el designio secreto de Dios: No todos moriremos, pero todos seremos transformados 52 en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, cuando suene el último toque de trompeta. Porque sonará la trompeta, y los muertos serán resucitados para no volver a morir. Y nosotros seremos transformados. 53 Pues nuestra naturaleza corruptible se revestirá de lo incorruptible, y nuestro cuerpo mortal se revestirá de inmortalidad”
        
            De acuerdo con esto tanto los huesos como las cenizas pueden ser transformadas en el cuerpo espiritual, que no es el mismo que el material. Los mismos evangelios demuestran esto; a Jesucristo no lo reconocían una vez resucitado, sencillamente porque su cuerpo se había transformado.  
        
    Además la incineración tiene ventajas como:

* La inhumación tradicional es una complicación del  proceso funerario.
* Evita el peligro de morir en la caja después de enterrado, si la muerte, como en los casos de catalepsia no se ha producido realmente. Ha habido muchos casos.
*  La cremación puede resultar más económica que los servicios de sepultura tradicionales.
* La cremación hace posible esparcir las cenizas sobre un área determinada, sin necesidad de ocupar un espacio dentro de un sepulcro o panteón.
* La cremación es preferible por razones ambientales. La  sepultura es fuente de ciertos contaminantes ambientales.
Actualmente  existe una alternativa poco practicada todavía que es la promación en la que en lugar de quemar el cuerpo, este es sometido a un enfriamiento extremo que cristaliza todos los tejidos y huesos, para luego convertirse en polvo.
            Por todas estas razones no entiendo la determinación del Papa, aunque es mi opinión puramente personal y como suele decirse: doctores tiene la Iglesia, pero creo que ésta tiene problemas más importantes que éste, que, además, es algo que se viene practicando cada vez más.